Antón Lavey, satanista. – Documental

La Iglesia de Satán es la organización religiosa oficial fundada en 1966 por Anton Szandor LaVey conocido como el Papa Negro. Siendo seguidor del “Satanismo” o “Satanismo simbólico”, en la noche del 30 de abril del año 1966, LaVey se afeita completamente la cabeza y funda la Iglesia de Satán en California. Según su sistema, este día es el primero del año I del reino de Satanás.

Biografía.

Anton Lavey nació en Chicago, Illinois, el 11 de abril de 1930. Hijo de Gertrude Augusta Levey y de Michael Joseph Levey, su verdadero nombre es Howard Stanton Levey, más tarde llamándose Anton Szandor LaVey. Cuando aún estaba en el instituto comenzaron a surgir en él las bases de sus ideales satanistas.

Tras terminar el instituto comenzó a dedicarse a diversos trabajos, entre ellos el de prestidigitador y el de pianista en un club en el que una noche la actriz Marilyn Monroe actuaba y la cual fue amante de LaVey.[cita requerida] Más tarde se trasladó a San Francisco y fundó la Iglesia de Satán. Fue, según él, su abuela de origen rumano, más concretamente de la región de Transilvania, quien más influyó en su forma de ser contándole innumerables cuentos de vampiros y demonios.

LaVey se proclamó Papa Negro por estar al frente y ser fundador de la Iglesia de Satán. Alcanzó mayor fama después de dar a conocer al mundo su iglesia. Fue un icono dentro de la cultura pop en Estados Unidos, venerado por cantantes y estrellas de todo tipo y participó en el rodaje de un cortometraje de Kenneth Anger. Algunos de los muchos personajes famosos asociados con su iglesia son la actriz Jayne Mansfield o el cantante Marilyn Manson.

Contrario a lo que se piensa, nunca colaboró con el director Roman Polanski en su película Rosemary’s Baby interpretando el papel del Diablo en la escena en la que Rosemary es víctima de abuso sexual; en realidad, este personaje fue interpretado por el actor Clay Tanner. Fue la inspiración del cantante Marilyn Manson, a quien Anton LaVey nombró Reverendo de la Iglesia de Satán por promover con su música ideas y conceptos afines a su doctrina.

Anton LaVey murió el 29 de octubre de 1997, en el hospital St. Mary, en Londres, Inglaterra, a causa de un edema pulmonar. Anton Lavey fue llevado a este hospital católico debido a que era el que se encontraba más cerca. El momento de su muerte fue registrado como la mañana de Halloween, pero esto hace posible especular que pudo haber muerto con uno o dos días de diferencia. Se hizo un funeral satanista por invitación en Colma, y su cuerpo fue quemado. Sus cenizas no fueron enterradas, pero fueron eventualmente divididas entre sus herederos como parte de un acuerdo, con la idea de que poseen potenciales poderes ocultistas, y que pueden ser usados en rituales satanistas de magia.

File:Anton lavey.jpg

A pesar de la gran creencia popular sobre el satanismo, la filosofía de Anton LaVey y su iglesia no podría diferir más de esta. Nada tiene que ver con hacer sacrificios o venerar a la figura del diablo, sino que Anton LaVey con su filosofía acusa al cristianismo de ser una plaga en la tierra que atemoriza, reprime y no deja pensar a millones de personas, recordando la reflexiones del filósofo Friedrich Nietzsche y negando la figura del diablo o Satán como una entidad real y descriptible como lo es en las creencias populares y judeocristianas, acusando al cristianismo de haber utilizado esta imagen desde siempre para atemorizar a la gente, haciéndola así su mayor benefactora en la Tierra. Considera, pues, a Satán como la representación de la inteligencia y la humanidad en la Tierra y se refiere a su descripción original según la biblia, en la que Satán era un ángel de Dios y pensó por sí mismo y se rebeló contra él. El satanismo como codificado por Anton LaVey y su iglesia promueve la indulgencia, el orgullo y la justicia. Reniega a toda costa del cristianismo, además de renegar de los sacrificios y profanaciones que otros proclamados satánicos realizan, a los que acusa de ser tan estúpidos como los cristianos y jugar su mismo juego, sólo que del otro lado.

Al seguidor del satanismo de LaVey se le denomina simplemente “satanista” , aunque algunos prefieren citar la vertiente filosófica para distinguirlos de los que creen en una deidad; así, para autores como Gabriel López de Rojas, son “satanistas lavelianos”. Debe enfatizarse en que la filosofía compartida por los seguidores señala que no están relacionados con los “adoradores de demonio” (“demon worshipers” en inglés) quienes según su propia definición son grupos que han tomado de su filosofía y la han modificado de modo que sea congruente con la creencia en una deidad exterior. Se rechaza la noción de una dualidad entre el bien y el mal de este mundo, y se ve al mundo desde un punto de vista relativista.

Es posible que las malas interpretaciones de las personas del común respecto a la filosofía del movimiento radique en que la Iglesia de Satán tiene algunos toques oscuros que tienden a ser asociados con el satanismo de la creencia popular, como la vestimenta ritual y el uso del Sigilo de Baphomet. Aunque la Iglesia de Satán practica rituales y brujería, no se le da crédito a un ser exterior sino a sí mismo.

 FUENTE

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s