Análisis a los argumentos del cardenal Rubén Salazar sobre el matrimonio igualitario en Colombia

Ayer, los 2 principales diarios del país publicaron su entrevista al presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia. Para mí, era de esperarse éstas declaraciones de su majestad el cardenal Rubén Salazar Gómez, en la víspera de la entrada en vigencia del matrimonio igualitario en Colombia. 

Leámoslas y analicémoslas un poco:

Nota en El Espectador:

http://www.elespectador.com/noticias/actualidad/articulo-428567-comunidad-lgbti-no-tiene-derecho-ni-al-matrimonio-ni-familia-igl

El presidente de la Conferencia Episcopal, cardenal Rubén Darío Salazar dió los siguientes argumentos:

“El argumento que siempre se ha esgrimido es el de la discriminación, pero se discrimina cuando se le niega el acceso a un derecho que se tiene, pero cuando no hay un derecho real entonces no hay discriminación”

Este señor desconoce el orígen de los derechos de las personas: ¿como se le puede otorgar un derecho a alguien, cuando al intentarlo, lo prohíben? Entonces, ¿todos los derechos que no existían en el pasado, simplemente no deberían existir ahora porque antes no los habían/tenían?

Lo elemental mi querido Salazar, es que en ausencia de un derecho que garantice equidad, bienestar y seguridad a una persona, para evitar su situación degradante; es precisamente, crear ESE DERECHO que NO existe. Es como negarle a la mujer del pasado su actual derecho al voto, derecho que no tenía y que por su manifestación de ser partícipe en la elección y opinión, ahora lo tiene.

“¿Qué es lo que se le está negando a la comunidad homosexual?, se le está negando algo que no le compete, algo a lo que no tienen derecho, porque el matrimonio y la familia están basados por leyes naturales fundamentales”

Permítame me río: ¡Jua jua jua!  Precisamente, un claro ejemplo de discriminación. No tiene el derecho aún, ¡pero lo deben tener! De lo contrario, va contra la norma consignada en la Constitución, y lo deben tener, basados en la razón que la ciencia nos dá, de que la homosexualidad está en la genética humana, sumada a la influencia del ambiente y no puede evitarse. Como tal, la homosexualidad no es una enfermedad patológica sino en parte una condición física y apoyada en parte en lo social. Usted señor Salazar, no puede negar la naturaleza demostrada del ser humano. Si habla tanta fanfarria de las leyes naturales fundamentales, pues debería conocer de antemano que la condición de homosexual es producto de sus “leyes naturales fundamentales”; es decir, la naturaleza produce seres ondicionados a ser homosexuales, tanto en humanos como en las demás especies animales y contra esa ley natural no hay “ley divina” que pueda con ella. Si la familia se basa en las leyes naturales, la familia homosexual debe ser parte de las leyes naturales.

Para Salazar, la Superintendencia de Notariado y registro no puede obligar a los notarios a realizar esos procedimientos.

“Ante estas graves ambigüedades éticas y jurídicas, es deber ineludible de la iglesia católica manifestar, ante sus fieles y ante el pueblo colombiano, que no existe otra familia que la constituida en su origen por la unión del hombre y de la mujer. En efecto, ninguna ideología puede cancelar del espíritu humano la certeza de que el matrimonio y la familia existen, únicamente, entre dos personas de sexo opuesto que por medio de la recíproca donación tienden a la comunión de sus personas y a la procreación”

Ante estas ambiguedades éticas y jurídicas, es deber ineludible de la iglesia católica generar discordia, dividir familias, fomentar el odio, impulsar la ignorancia, pescar en río revuelto, servir de autoridad a locos y fundamentalistas para justificar sus acciones, apoyar la violencia, el maltrato, asesinatos, violaciones, vejaciones… Bonito deber emana de dios.

La iglesia desconoce que el término “familia” no sólo aplica a una pareja de esposos, familia también son tios y sobrinos, hermanos, y todos aquellos que por afinidad se unen a un conglomerado de personas, cuñados, etc. Incluso un grupo de personas de igual o distinto sexo como los “amigos de toda la vida” llegan a tener un vínculo muy profundo de pertenencia entre sí, llegando a formar una especie de familia, donde todos se apoyan y construyen sus vidas en comunidad. Así que, si su concepto de familia es tan obtuso, que solo la conforman dos seres opuestos para fornicar y parir, me alegra decirle esto: usted es un huérfano de la vida.

“la indebida equiparación de las uniones homosexuales a la familia no sólo contradice la voluntad del ‘creador’, sino también, en el caso colombiano, la vigente voluntad del Constituyente primario establecida en el artículo 42 de la Carta Magna: La familia es el núcleo fundamental de la sociedad. Se constituye por vínculos naturales o jurídicos, por la decisión libre de un hombre y una mujer de contraer matrimonio o por la voluntad responsable de conformarla”.

 Primero, demuestre que existe un creador con evidencias de ello, no con testimonios ni esa retórica barata de evidencia basada en la fe y sus absurdos silogismos. Segundo; una vez hecho esto, por favor comuníqueme con ese creador para que él mismo me dé su opinión al respecto. Tercero; y más importante aún, la ley es interpretativa, y si para usted el artículo 42 significa solo hombre y mujer, yo le recuerdo que el mencionado artículo dice también “vínculos naturales o jurídicos” o “por la voluntad responsable de conformarla”. Vínculo jurídico es lo que buscan los homosexuales mendiante su voluntad responsable de conformar una familia.

Que tú no tengas una no te dá derecho a negarle la oportunidad a otros de tenerla. resérvate eso para tu cofradía de castos y agazapados.

Ahora, analicemos la entrevista que salió en el diario El Tiempo.

http://www.eltiempo.com/vida-de-hoy/religion/gays-no-tienen-derecho-ni-al-matrimonio-ni-a-la-familia-dice-la-iglesia_12878704-4

“¿Por qué la Iglesia siempre reacciona cuando aparecen temas de la comunidad gay?
No es así. Este es un tema más frente al cual la Iglesia debe predicar la verdad.”

¿Cual verdad? La verdad suya, la verdad que han maquilado ellos, la verdad de la ciencia…. ¿a que verdad demostrada se refiere el señor Salazar? Ah, no es así, solo queremos imponer nuestra visión teocéntrica y restricta del mundo, nada más…

“¿Y en este caso cuál es la verdad?
No se puede subvertir el orden fundamental de la familia y el matrimonio. Estamos yendo en contra de la naturaleza misma del ser humano. Lo único que estamos haciendo es defender el matrimonio y la familia.”

Pongámonos de acuerdo: O defienden la naturaleza humana o defienden la institución teológica del matrimonio, o es una o la otra, pero ambas tan contradictorias imposible.


“Pero notarios y jueces deben formalizar esas uniones…
Hay una realidad muy importante y es la objeción de conciencia, que se quiere desconocer, al igual que en el caso del aborto. Quieren obligar a los que se resisten a cometer actos con los que no están de acuerdo según su conciencia. Esa es una violación fundamental a un derecho inalienable.”

La realidad es que la iglesia desea imponer su voluntad mediante la “objeción de conciencia” de sus fieles al servicio del estado, lo cual va contra el estatus de Estado Laico de Colombia. O sirves al estado y su ley bajo su ley, o sirves a la iglesia desde y dentro de la iglesia. Pero esa dualidad enfermiza y cegadora que ni hace ni permite hacer es absurda, injusta, entorpecedora y retrógrada. Funcionarios que desconocen la norma deben ser destituídos, sobre todo los que se declaren en “objeción de conciencia” pues está claro que no son aptos para ejercer su cargo.


“El superintendendente de Notariado y Registro, Jorge Enrique Vélez, insiste en que la objeción de conciencia no aplica para los notarios…
Eso es un sofisma. ¿Quién es él (Vélez) para determinar qué es lo que en la conciencia humana hay que respetar o no?”

He aquí una falacia a flor de piel: ¿quien es usted (Salazar) para determinar qué es “lo que en la conciencia humana hay que respetar o no?”  Se llama falacia del falso escocés, solo don Salazar es el verdadero e indicado para determinar que hay que respetar y que nó. Parece que esta falacia está de moda por estos días en todo el clero católico.


“Pero ya existen parejas gays con hijos; es una realidad.
Que haya parejas homosexuales con hijos, porque uno de ellos lo adoptó o por ser hijo biológico de uno de ellos, no significa que debe ser aceptado moralmente. El hecho de existir no lo hace válido ni se puede proponer como ideal. Al volverlos familia, se aceptan como un modelo para la sociedad”.

Entonces que hacemos con ellos si no los aceptamos ni respetamos como personas, ¿los apedreamos?, ¿los degradamos? ¡vaya moral la católica!.  Y nadie los propone como un ideal, se los proponen como una alternativa, como una solución a una necesidad social que va “in crescendo” y que no se puede evitar. El Estado intenta resolver los problemas sociales que poseen sus ciudadanos y la retrógrada iglesia mete su nariz e impone una negativa a la mejor posibilidad de resolver dichos problemas, entonces ¿como dices que la iglesia ayuda en lo social?, ¿ayuda a quien? Ni hace ni deja hacer….

“Los gays se sienten atacados y rechazados por la Iglesia.
No hay ningún ataque ni desprecio. Nadie los está excluyendo. Las cosas son como son y no podemos cambiarlas. Ellos no pueden pretender derechos a los cuales no tienen ningún derecho. No es que rechacemos al pecador o al que aparentemente está violando una norma fundamental en este campo.

No hay ningún ataque ni desprecio. Nadie los está excluyendo.” ¿Y entonces que es todo lo que has dicho en todo el artículo? Los buscas inhabilitar socialmente, civilmente, les niegas la posibilidad de vivir en equidad con los demás, de tener una vida digna y de eliminar de una vez por todas el rechazo y la estigmatización y degradación de la que son blanco diario. Entonces, si “Ellos no pueden pretender derechos a los cuales no tienen ningún derecho”, ¿todos los derechos que no existían en el pasado, simplemente no deberían existir ahora porque antes no los habían/tenían? Vaya falacia ad logicam te gastas.

“¿Y los gays son pecadores?
No soy nadie para juzgar a nadie.”

Esa fué una evasiva don Salazar, la respuesta lógica debió ser  “sí son pecadores porque la ley de dios así lo dictamina y así yo Ruben Salazar lo creo” Sin embargo, no eres nadie para juzgarles. ¿Y que has dicho en ambas entrevistas? Sin palabras.

Les comparto un par de artículos masticaditos sobre el tema de la homosexualidad humana para consulta.

¿La homosexualidad tiene un origen genético? I
¿La homosexualidad tiene un origen genético? II

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s