Sonriendo con Les Luthiers

A grosso modo,

“Les Luthiers (pronunciado /lely’tje/, y /lelutiér/ en Argentina) es un grupo argentino de humor, muy popular en países hispanohablantes como Paraguay, Guatemala, Costa Rica, Perú, Chile, Ecuador, España, Colombia, México, Uruguay, Bolivia, Cuba y Venezuela, que utiliza la música como un elemento fundamental de sus actuaciones, con instrumentos informales creados a partir de materiales de la vida cotidiana. De esta característica proviene su nombre: luthier, que en francés significa “creador de instrumentos musicales”.

El conjunto está compuesto por cinco miembros, que originalmente eran cuatro (Daniel Rabinovich, Marcos Mundstock, Jorge Maronna y Gerardo Masana, hasta llegar a siete), y comenzó su trayectoria en la segunda mitad de los años 60 en la ciudad de Buenos Aires. Fue fundado por Gerardo Masana en 1967, durante un periodo de gran auge de los coros universitarios en Argentina.

Se le ha postulado al Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2011, el máximo galardón internacional que se concede a las actividades culturales, ciéntificas y humanitarias en todo el ámbito hispano. Este galardón se concede a la persona, grupo de personas o institución cuya labor en la arquitectura, cinematografía, danza, escultura, música, pintura y demás expresiones artísticas constituya una aportación relevante al patrimonio cultural de la humanidad. En el año 2012 el Reino de España les concedió la ciudadanía española por carta de naturaleza, una concesión especial a personas de particulares méritos. Entre otros, el Ministerio de Educación y Ciencia ofrece premios a los cómicos más distinguidos”.

Les Luthiers es la clase de humor “culto” con el que aprendí a disfrutar la música de forma diferente y a tomarle cariño a las artes escénicas, gracias a ellos, por allá en el 98´ me acerqué tímidamente a ese mundo y le tomé confianza debido a sus dosis de humor intelectual y doble sentido.  Recuerdo que el primer vídeo que tuve el placer de ver repetidas veces en un videocassete derruído fué Bromato de Armonio con su sketch “La vida es hermosa” (Disuacidio) con el introductorio y disonante monólogo de Marcos Mundstock, seguido del espectacular “¿Quien mató a John McCoffe? y su singular tema musical en jazz para llegar al “hijo de la gran perra”, asesino que huye de la escena al ser interrogado. Con el tiempo y la llegada masiva del internet por estos lares, logré ver íntegra la presentación de Bromato de Armonio y consecuentemente todas las demás presentaciones anteriores y las nuevas en la medida que se colaban en la web.

Tantos recuerdos que contarlos sería interminable, así que por ello les comparto un compilado de sus presentaciones oficiales en vídeo las cuales espero que sean de su deleite y ¿por que no?, les amenice una tarde lluviosa como la que hoy estoy sobrellevando.

Sin más preámbulos, Les Luthiers:

El reír de los cantares

Viejos fracasos

 Las Obras de ayer

Aquí Les Luthiers

Humor dulce hogar

Grandes Hitos

Bromato de Armonio

Los premios Mastropiero

Unen canto con humor

Todo por que rías

Lutherapia

Viegésimo aniversario

Hacen muchas gracias de nada, parte 1

Hacen muchas gracias de nada, parte 2

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s